“Mis clases las planeo desde lo formativo y lo académico, es decir fijo objetivos que el niño pueda aprender desde los valores, filosofía de vida, toma de decisiones o simplemente sano esparcimiento y luego desarrollo lo metacognitivo y lo cognitivo”

  • Profesión: Diseñador Gráfico – Instructor FIDE.
  • Lugar de trabajo: Docente ajedrez Colegio Emilio Valenzuela (Colombia).
  • Define el ajedrez en 3 palabras: Pasión, juego, ciencia.
  • Elige una casilla del tablero de ajedrez: F7, en el juego a todos nos gusta ganar, ganar es una buena motivación para continuar, en f7 se producen muchas alternativas como posibilidades para ganar rápidamente y así querer avanzar.

ajedrez en el ámbito escolar, cuéntanos sobre tu trayectoria curricular.

Desde hace más de 18 años inicié como docente de ajedrez curricular en algunos colegios, tanto en el sector privado como en el público. Pero es en el colegio Emilio Valenzuela donde he podido desarrollar un proyecto con mucha fuerza y de divulgación nacional e internacional.

 

Este proyecto me ha permitido producir todo mi potencial profesional, creativo e innovador. Además de permitirme aportar a otros docentes y al progreso del ajedrez nacional, por medio de la realización de seminarios, encuentros, capacitaciones y competiciones. También he podido cumplir metas como la de innovar con un programa interdisciplinar, donde el ajedrez es eje y medio para la enseñanza lúdica en la escuela. Actualmente vengo profundizando en la gamificación en el ajedrez, y es con este proyecto que he podido aplicar estos y otros conceptos en beneficio de nuestros estudiantes.

¿qué considerarías que es lo que más les gusta a los niños cuando van a tus clases de ajedrez?

Es una pregunta muy relevante para mí, pues llevo 12 años enseñando a niños de 7 a los 15 años, eso quiere decir que un estudiante pasa por mi aula de ajedrez durante toda su vida escolar, no me permito que el alumno no tenga algo nuevo para experimentar, hago mucho esfuerzo en la innovación de didácticas, dinámicas de juego que apunten a un objetivo trazado, las redes y el compartir con colegas ayudan mucho a esto. Por lo tanto, creo que lo que más le puede gustar a un alumno en mi clase, es lo nuevo que va a suceder allí…¡claro!, siempre por medio el juego que es lo que más le divierte.

¿Cuáles consideras que son los mayores beneficios que obtienen los niños con la práctica de ajedrez?

Mis clases siempre las planeo desde lo formativo y lo académico, es decir, fijo objetivos que el niño pueda aprender desde los valores, la filosofía de vida, la toma de decisiones o, simplemente sano espaciamiento y luego, desarrollo lo metacognitivo y lo cognitivo.

En lo METACOGNITIVO, trabajo la importancia de fortalecer su concentración, su capacidad de autoregulación, el control de su mente, la autocrítica y otros factores que le servirán en su proyecto de vida.

En lo COGNITIVO, trabajo la relación con las matemáticas, la creatividad y la experiencia cultural. Esto hace que un estudiante encuentre un beneficio más relevante de acuerdo con su propia experiencia vivida en el aula.

¿Qué piensas qué es necesario hacer para que el ajedrez llegue a ser conocido en la sociedad?

Es importante la socialización de evidencias en espacios académicos, el compartir como se viene haciendo últimamente entre pares docentes, centros educativos, seminarios, publicaciones científicas y demás. Igualmente aprovechar todo el entorno cultural que puede explotar el ajedrez con propuestas gubernamentales y de entidades institucionales que ayuden a masificar el juego ciencia. Aprovechar el ligamento que hay entre el ajedrez y la inteligencia para sensibilizar a la sociedad desde sus bases en la relevancia de su práctica.

¿Existen diferencias entre niños y niñas en el ámbito escolar en la práctica del ajedrez?

Evidentemente sí. por mi experiencia trabajo en aulas separadas de niños y niñas (coeducación), la mirada al juego es muy distinta entre géneros:

Los NIÑOS son mucho más competitivos y analíticos en el sentido de que una jugada lo puede llevar a la victoria o a la derrota (recompensa). Arriesgan más y les cuesta mucho más mantener la auto-regulación del juego.

Las NIÑAS tienen una mirada más lúdica del juego, la diversión, la fantasía de los roles en las piezas, mantienen una regulación más adecuada dentro de la actividad y no compiten de forma desaforada como los niños.

“Un esfuerzo diario por demostrar las infinitas posibilidades del ajedrez como herramienta en sus 4 dimensiones: formativo, académico, social y deportivo”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies