“Utilizamos el ajedrez como herramienta de inclusión, participación y formación integral de personas en situación de vulnerabilidad mediante iniciativas sociales, culturales, educativas y terapéuticas con el fin de contribuir a una mejor calidad de vida de nuestros usuarios….”

  • Profesión:Psicólogo, master en Cooperación al Desarrollo. Formación en ajedrez social y terapéutico del club Magic Extremadura, España.

    Director Ejecutivo de la Fundación Chilena de Ajedrez Social y Terapéutico (http://www.ajedrezsocialyterapeutico.cl/)

     

  • Lugar de trabajo: Area de Reinserción Social Gendarmería de Chile (Servicio penitenciario).
  • Define el ajedrez en 3 palabras: Pasión, Terapia y Educación.
  • Elige una casilla del tablero de ajedrez: “h7”, indudablemente. Ya que se relaciona con el personaje del mismo nombre utilizado en distintas iniciativas de nuestra Fundación y que presenta una serie de características transformándolo en un personaje resiliente, perseverante, que logra ir superando las dificultades iniciales trabajando en equipo para convertirse en protagonista de su destino gracias a su voluntad y valores.

¿Qué proyecto estáis desarrollando?

En la actualidad nos encontramos realizando un proyecto de entrenamiento cognitivo basado en  ajedrez con jóvenes que presentan síndrome de down, que incorpora además la dimensión de la educación en valores e inteligencia emocional.

Estos jóvenes se encuentran insertos en un programa de apresto laboral en la Corporación Edudown en  Santiago de Chile, cuyo objetivo es fortalecer sus recursos personales y generar condiciones para su autonomía laboral en la vida adulta. En ese contexto, el ajedrez también es una valiosa herramienta que permite utilizar los principios estratégicos del juego para aplicarlos en la vida real. La metodología utilizada se sustenta en los contenidos que hemos ido aprendiendo en los cursos del Mágic Extremadura de España, gracias a la valiosa labor de Juan Antonio Montero, gran colega y profesor, que nos abrió las puertas a este fascinante ámbito de las aplicaciones sociales y terapéuticas del ajedrez.

Una segunda iniciativa es el proyecto de ajedrez social para personas ciegas que estamos iniciando luego de un pequeño financiamiento para adquirir tableros adaptados con la Municipalidad de La Granja, región Metropolitana de Santiago

Esto surgió de manera fortuita diría, ya que durante nuestra participación el 2017 en el congreso internacional de ajedrez social y educativo, desarrollado en Córdoba, Argentina; asistimos representando a Chile con una ponencia y quedamos impresionados con la exposición realizada por Daniel Morelli, actual presidente de IBCA América, su historia personal, y las potencialidades del ajedrez para ciegos como herramienta de inclusión social más allá de lo deportivo.

Posterior a ello, empezamos a tener contacto de manera regular y así surgió la idea de obtener la representación de Chile en el circuito internacional IBCA, gracias a la conformación este año del “Consorcio de Ajedrez para Ciegos Chile”, entidad compuesta por el club de personas ciegas La Máquina y nosotros como Fundación. Cabe señalar que esta disciplina deportiva no existe en el país, aunque afortunadamente pudimos contactar a Tomás Figueroa, jugador semi retirado que fue campeón mundial juvenil sub- 20 de la especialidad el año 2001, y logramos financiamiento para que represente al país en el panamericano a jugarse en noviembre en San Luis, Argentina.

De hecho, el pasado domingo 4 de Noviembre comenzó dicho torneo con la participación de nuestro país luego de largos años de inexplicable ausencia. Asumimos este tremendo desafío en este ámbito deportivo con el anhelo de formar jugadores y establecer un ciclo de competencias para definir los representantes nacionales en las distintas instancias internacionales…Y ROMPIMOS BARRERAS QUEDANDO TERCEROS!!

Creemos que el taller de ajedrez social que estamos iniciando sea el primer semillero en dicha dirección. Es un trabajo de largo aliento por cierto y no exento de dificultades. Nuestro sueño a largo plazo es la conformación de una liga deportiva orientada a personas en situación de discapacidad de cualquier índole.

Un tercer aspecto importante de mencionar es el festival Expochess Chile que realizamos a fines de julio en el contexto del Panamericano de ajedrez de la juventud en el Polideportivo del Estado Nacional en Santiago, gracias al importante apoyo de David Sierra y José Manuel Sierra quienes lideran la iniciativa internacional Expochess desde el País Vasco. Es una alegría que en tan poco tiempo de existencia, nuestra Fundación sea considerada en dicha plataforma que busca difundir la cultura transversal del ajedrez a través de manifestaciones lúdicas y artísticas, y que este año ha tenido versiones en Venezuela, Colombia y actualmente en México.

Me encanta vuestro personaje “h7” nos puedes contar algo más acerca de él.

Gracias por tus palabras. Efectivamente el personaje h7 es un genuino orgullo para nosotros por lo que representa y sus potencialidades especialmente como herramienta educativa. Su origen tiene el propósito de suministrar contenido al proyecto “cuentacuentos del ajedrez”, orientado a ofrecer un espacio de entretención a niños en las salas de espera de los hospitales y también aquellos ingresados por un periodo más prolongado a raíz de una situación médica compleja

Fue creado por Marco Pacheco compañero de la Fundación y básicamente es un peón negro con atributos humanos cuyo nombre alude a la casilla del mismo nombre en el tablero. Todo lo relacionado con la creación del personaje responde a elementos de juicio orientados hacia los valores que se pretenden transmitir. Es el caso de la elección de dicha casilla, periférica e intrascendente al inicio de la partida aunque con el potencial de transformarse en decisiva hacia el final. La elección del peón como pieza no es azarosa, ya que es la de menor valor por si sola comparada con el resto, aunque con el importante detalle que el trabajo conjunto y combinado de los peones también puede resultar fundamental. Tampoco es fortuito el color negro, ya que se pretende relevar el valor de la diferencia como aspecto crucial en la sociedad actual haciendo un contrapunto con lo dominante y que lleva la iniciativa en el ajedrez (las piezas blancas). En este último aspecto las analogías que se desprenden con la vida real respecto a temáticas sociales como la migración, inclusión y diversidad son elocuentes.

El sueño es transformarlo en el nuevo héroe infantil chileno, reflejo de nuestra sociedad actual y que pueda ser utilizado no sólo a nivel de entretención como hasta ahora, sino que también contribuya a la educación intercultural y la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad, e incluso traspasar las fronteras para llegar a niños de diferentes países.

Durante todo este tiempo que llevas trabajando en vuestro proyecto, ¿Qué destacarías?

En el plano internacional ha sido muy interesante y de valioso aprendizaje la confluencia con diversos actores en el ámbito del ajedrez social y terapéutico, y también educativo, con los cuales hemos ido aprendiendo de sus experiencias, orientaciones, además de la construcción de confianzas a pesar de la distancia geográfica, sin conocerse de forma física con varios de ellos. Este punto es tremendamente significativo y lo quisiera destacar, ya que a los mencionados Juan Antonio Montero, David Sierra y José Manuel Sierra, agregaría a Juan Francisco López de Guareña, España, un amigo con quien hemos articulado la Red Internacional de Ajedrez Social y Terapéutico. También a Adriana Salazar, Esteban Jaureguizar, Andrés Ferriz, y por cierto a ti María con quien coincidimos durante tu visita este año a Santiago.

En el plano nacional, destacaría el respaldo hacia nuestra Fundación y creciente interés en las aplicaciones sociales y terapéuticas del ajedrez por parte de instituciones de diversa índole que no tienen ninguna vinculación previa con el mundo del ajedrez, tal es el caso de Fundación Probono, Corporación Edudown, América Solidaria, Red Mayor, Servicio Jesuita a Migrantes, Club de ciegos La Máquina, Municipalidad de La Granja, Observatorio del Juego, Asociación Chilena de Psicología Social del Deporte, etc., que nos ilusionan a seguir este camino.

Seguro que tienes muchas anécdotas, ¿nos podrías contar alguna?

No sé si anecdótico, pero un aliciente importante fue la calurosa recepción que tuvo h7 durante el Panamericano de ajedrez de la Juventud, gracias a un convenio suscrito con la Federación Chilena de Ajedrez. Esto hizo posible que h7 derivó de personaje de nuestros cuentacuentos a transformarse en la mascota oficial del evento a través de un corpóreo muy bien logrado que gustó por igual a jugadores, padres, entrenadores y público general.

Incluso, a nivel de autoridades también recibimos una favorable opinión durante la visita de la ministra de deportes, Pauline Kantor, y del recientemente asumido vicepresidente de la FIDE, el GM peruano Julio Granda, que tuvo palabras especialmente positivas hacia h7 por su valor educativo y de promoción del ajedrez, lo cual agradecemos.

¿Cuáles son tus próximos retos?

Así también, a modo de primicia, te puedo señalar de un ambicioso proyecto en nuestra incipiente trayectoria relacionada con la realización en Chile del Diplomado “Aprendamos a Enseñar Ajedrez”, diseñado e impartido por la Escuela Nacional de Ajedrez en México, a partir de una vinculación que se remonta hace algunos meses y acrecentada con una charla ofrecida en Santiago por Andrés Ferriz recientemente en el mes de octubre. Este diplomado es un innovador sistema de entrenamiento en juegos de inteligencia utilizado en diversos centros educativos de ese país con reconocido éxito.

El curso consta de tres módulos presenciales de 21 horas cada uno, módulos que se llevan a cabo en un periodo de 12 a 18 meses, debido a que es necesario tener retroalimentación frente a grupo de los conocimientos aplicados de cada alumno inscrito.

Es una iniciativa inédita de la ESNAJ (https://www.esnaj.com/) que por primera vez traspasa las fronteras de México y que en el caso de nuestro país busca contribuir con la formación de monitores de ajedrez, especialmente profesores, que sin lugar a dudas es el principal déficit existente para la inserción del ajedrez en las escuelas y su masificación como deporte. Para hacerlo viable, apostamos al establecimiento de alianzas de largo aliento con entidades educativas que permitan un diseño metodológico que incluya la triada formación-intervención-evaluación.

“Utilizamos el ajedrez como herramienta de inclusión, participación y formación integral de personas en situación de vulnerabilidad mediante iniciativas sociales, culturales, educativas y terapéuticas con el fin de contribuir a una mejor calidad de vida de nuestros usuarios”.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies